Publicado: 23 de Julio de 2019

Como se ve en la tabla adjunta, Xàbia es la ciudad donde el precio de venta del metro cuadrado es mayor, con 1.901 euros. Es el doble que en destinos del norte de Castelló, como, Vinaròs ( 937 euros) o Benicarló (821), y también Gandia. 

Benicàssim protagoniza el mayor incremento del precio en 2018 (+16,9%), pero la costa de Alicante es la que se acerca cada vez más a los máximos de la burbuja inmobiliaria. El Campello, por ejemplo, presenta precios apenas un 17% por debajo de 2007; en Xàbia, es el 23,3%. Con todo, aún se nota el impacto de la crisis en la costa: hay tres municipios de Castelló y dos de València donde la vivienda aún no vale ni la mitad de lo que llegó a costar. Son Benicarló, Oropesa, Castelló, La Pobla de Farnals y Puçol. 

La demanda de los extranjeros influye en el comportamiento de los precios. El 31% de sus inversiones en España se produce en la C. Valenciana. Fueron 27.490 operaciones en este territorio. De ellas, el 72% en Alicante. 

Como consecuencia de esto, la actividad promotora está regresando, cada vez con mayor intensidad, a las playas valencianas. El precio del suelo se ha incrementado en la costa de Alicante y también el norte de València. El número de visados de obra nueva (un indicador por adelantado de la actividad promotora) se disparó un 17,3% en 2018 hasta los 7.292 visados. 

Del estudio realizado son las nuevas promociones en Xeraco que mantienen un nivel óptimo calidad precio, playa tranquila y bien situada, precios adecuados como la promoción del grupo xeraco hábitat.